lunes, 2 de noviembre de 2009

Al lado del cementerio


Ante de empezar el tema del post, os quiero agradecer todas esas felicitaciones que me habéis hecho llegar, incluso por dos veces consecutivas...¡gracias y me quito el sombrero ante vosotr@s!...

No hay en nuestra cultura tan Ibérica, una cultura real sobre la muerte. L@s españolit@s de a pié, suelen ser reacios a hablar de este tipo de temas y es que yo creo que a la gente le da cierto pavor y piensan que esto a ellos nunca les va a pasar...De todo esto deduzco, que sea tan burra la gente conduciendo, que se trabaje sin equipos de seguridad en los trabajos, que consumir drogas sea un valor en alza y un largo etc...pero amigos, amigas, enemigos y rivales directos, tarde o temprano nos llegará la hora, pero yo lo asumo desde otra perspectiva...

Desde pequeño la ventana de mi habitación y la del salón daban directamente al cementerio...desde allí podía contemplar todas las calles y entramados de este. Cuando empecé a salir a la calle, sobre todo en verano, era muy normal ir a llenar los globos de agua a unas pilas que se encontraban repartidas por este camposanto...lo que también conllevaba a grandes batallas a "tumba abierta", con el líquido elemento. Los panteones familiares eran buenas barricadas y los nichos en obras y las esquinas de estas calles eran buenos lugares para esconderse...Allí pasabamos tardes y tardes, sin conciencia alguna, hasta que sonaba la campana, que nos decía que era la hora de marcharnos sin rechistar, pero en el fondo sabíamos que mañana volveríamos, a nuestro campo de batalla particular y eso nos hacía felices.
Vivir al lado del cementerio nos hacía filosofar por las noches en aquellos maravillosos banquitos de mármol, sobre temas lúgubres, sobre la posibilidad de que los muertos se levantaran de sus tumbas, del sitio que nos gustaría ocupar en aquel lugar cuando ya no estaramos...Todo era normal para nosotros que vivíamos viendo coches de difuntos con sus coronas, gente de vestida de negro y muchas lágrimas...vivíamos junto a la vida y la muerte...eso nos hizo a much@s ver las cosas desde otro prisma.
Cuando tendría unos 17 años y empecé a tener los primeros problemitas que conllevan esta edad, pasaba muchas horas dando vueltas por allí...para mí es el lugar mas tranquilo del mundo, incluso algunas tardes bajaba a estudiar allí, pero sobre todo lo hacía para pensar y buscar algo de paz, quizás, buscaba algunas respuestas para mis complicadas preguntas...lo conseguía en altos porcentajes y por eso tengo gran apego a estos lugares, ningún temor a la muerte y me encantan todos los temas relacionados con esto. Ni soy gótico, ni suicida ni nada por el estilo, no vayáis mas allá.

Aquí dejo algunos epitáfios de famosos:


Epitafio de Molière, escrito por él mismo:

Aquí yace Molière el rey de los actores
En estos momentos hace de muerto
y de verdad que lo hace muy bien

Epitafio del dramaturgo William Shakespeare:

Buen amigo, por Jesús, abstente
de cavar el polvo aquí encerrado.
Bendito el hombre que respete estas piedras,
y maldito el que remueva mis huesos

Epitafio de Ludwig Van Beethoven:

Que los amigos aplaudan.
La comedia se ha acabado

Enrique Jardiel Poncela:

Si queréis los mayores elogios, moríos

En el cementerio de La Almudena de Madrid:

Aquí estoy con lo puesto,
y no pago los impuestos

Epitafio de Lord Byron para su perro Botswain:

Aquí reposan los restos de un ser que poseyó la belleza sin la vanidad,
la fuerza sin la insolencia, el valor sin la ferocidad
y todas las virtudes de un hombre sin sus vicios

En un cementerio de Minnesota:

Fallecido por la voluntad de Dios y mediante la ayuda de un médico imbécil

En una lápida mortuoria de California:

Aquí yace Jane Smith, esposa de Thomas Smith, marmolista.
Este monumento fue erigido por su esposo en memoria suya y como modelo.
Sólo cuesta trescientos dólares.

En un cementerio de un pueblo de Ávila:

Aquí yace Isabelita, que por ser tan buena y no querer,
se fue para la otra vida con muy poquito placer.

* Querida Amparo del blog "mis 5 sentidos" arregle usted el panel de comentarios que no me deja escribirte. Un beso.

24 comentarios:

X dijo...

Sí, yo soy muy reacio a tratar la muerte en mis relatos. xDDD

Mary Lovecraft dijo...

Prime :)

yo es que creo que en España no hay una cultura 'natural' de la muerte, por el simple hecho de la influencia tan potente que la religión católica se ha encargado durante tantísimos años, de impregnar en todos nosotros.
No nos sale eso de ver a la muerte como un paso más en la vida, el último, pero algo igual de natural. No nos sale, si no nos lo inculcan, claro, si lo que nos inculcan es todo lo contrario, casi que por imposición divina y con un 'vigile usted' que según se porte así será tu 'descanso' enterno, para toda la Eternidad, oiga.

Muy triste.

Quiero mucho a mi país, pero reconozco que en este punto tan importante estamos a muchísimos años luz de otros países, donde mire usted resulta que su religión, que tiene más de filosfía que de religión, hace que vean la vida y la muerte de una forma muy muy diferente.

Por cierto, a mí también me relajan los cementerios, tampoco soy gótica pero sí, sí me da temor la muerte, más que nada porque alguna vez me he visto cerca y es cuando te das cuenta que nunca nunca meditamos verdaderamente y desde dentro de nosotros mismos.

un besazo Centollete filosófico

al lado de un cementerio...eso sólo se te ocurre vivir a tí, así de especial eres jeje.

Mary Lovecraft dijo...

vaya, se me alelantó X mientras me enrollé escribieno jajaja!

¡otro muuuak!

Julia dijo...

Te dejo el enlace a una página con muchos otros epitafios famosos. Es muy interesante.

http://es.wikiquote.org/wiki/Epitafios

Besosss.

shopgirl dijo...

Se te ha olvidado "Por un peo, aquí me veo", aunque yo creo que ese más bien es una leyenda urbana...
¿Tu te crees que todavia no he entrado en el cementerio de aquí ni he visto la tumba de camarón?

Nina dijo...

Yo viví en Alemania y ahi muchos cementerios no estan en las afueras de las poblaciones, sino dentro de ellas. Al lado de mi colegio había uno muy bonito, muy ajardinado, con muchos setos, árboles, bancos. Las tumbas estaban bien cuidadas y con flores todo el año, no solo en Todos los Santos. El cementerio se usaba como una calle más cuándo tenías que pasar de una calle (donde estaba mi pediatra por cierto)a la calle donde estaba mi colegio. Los pocos cementerios que he visto en mi provincia debo de decir que ni eran tan ajardinados, ni tan acogedores, ni tan cuidados y apenas visitados. Una pena.

Shedir dijo...

Aparte, por lo general, hay cementarios en lugares muy bonitos. Llenos de árboles, son espacios abiertos que cómo tu bien dices te incitan a relajarte...

Nosotros siempre que vamos de viaje, hacemos por buscar el cementerio del lugar... Así encontramos alguna que otra tumbar de algún artista que no teníamos ni idea que estuviera allí.

Besotes

Pablete dijo...

Vaya, NINA me ha quitado el comentario "del teclado" jajajaja

En fin, pisha, que me acabo de enterar que ha sido tu cumple.... pues que cumplas chorrocientos más y que yo lo vea, por supuesto....

Por tu edad, y lo que comentamos hace tiempo del chiringuito de Carlos, estoy casi convencido, que tu y mi hijo habéis jugado juntos en la playa de la Victoria.....

Un abrazote bien fuerte, pishita majo......

Jo Grass dijo...

Qué bien que has escrito sobre esto!!
Pues a mí me relajan los cementerios; dar un paseo por cualquiera de ellos es como una cura antiestrés momentánea.Hay muchas ciudades europeas que tienen sus rutas por los cementerios con guía turístico y todo. Otros intentan recuperar esos espacios imitando la iniciativa, como en Barcelona, que están negociando incluso aparecer en una guia conjunta de cementerios europeos.

REcuerdo haber visitado uno de perros en Portugal. Parecía un miniparque temático, todas las lapiditas con las fotos de las mascotas, sus juguetes favoritos y algunos panteones mini que ni en Eurodisney, vamos , una monada.

Sandra dijo...

Hombre un lugar muy tipico para ir a relajarse no es, pero tranquilo desde luego que si.

Todo esto viene envuelto por lo que nos inculcan desde pequeñitos que si los muertos, que si salen, que si las apariciones, bah paparruchas todo. Cuanto mal hizo el video de thirler de Michael Jackon, cuanto mal!!.

En fin que yo no le tengo miedo a la muerte ni a los cementerios, pero tampoco me siento cómoda en ellos.

Creo que con el tiempo acabaran desapareciendo, por el tema de las incineraciones. Y es que ir a visitar a tu ser querido al cementerio mirar la lápida y saber que esta ahi dentro, que quieres que te diga, que ufffff..... Prefiero mil veces tenerlo en mi casa, tu sabes....

Tu en tu linea ;)

Besitos.

Ana dijo...

Los cementerios son sítios muy bonitos y cuidados, no entiendo como hay gente que le da miedo o "yuyu" ir.

Además que leyendo ciertos epitafios, como los que has escrito en el post, puedes llegar incluso a pasar un rato divertido... jeje!

Besitos guapo!

Yopopolin dijo...

Pues lo de vivir al lado del cementerio no me gustaria, pero por lo demas, el tema de la muerte (siempre en la ficcion) me encanta.

Un abrazo!

Minerva dijo...

Tenemos una cultura sobre la muerte muy antigua.....dramatizamos mucho, pero es verdad. Tristeza de la marcha de un ser querido....yo,personalmente no me gustan los cementerios, me imagino por todo lo que te cuentan, historias y demás......y ver que los que tú querías están detrás de una pared....no sé,no me gustan.
Besotes guapo

NUT dijo...

A mi no me gustan los cementerios, de echo, intento ir lo menos posible. No siento miedo, ni nada se eso, pero las tumbas no me dicen nada.

Cuando mi abuela me reprocha porque no subo a ver a mi abuelo, yo le digo que no necesito ir al cementerio para recordarle, yo le recuerdo en vida, que cuando veo el pedazo mármol, sólo veo eso, mármol...no sé si me entiende, yo creo que si, aunque ella no lo quiera reconocer...jaja

Un beso.

Lala dijo...

A mi me gusta el epitafio de Groucho Marx, que no sé si es sólo un mito, pero dice: "perdonen que no me levante" jajajaja!
Yo creo que la gente, más que a la muerte, a lo que tenemos miedo es al dolor, y también a dejar de ver y de estar con las personas que más queremos.
Pero sabemos todos que " la muerte está tan segura de alcanzarnos que nos da toda una vida de ventaja" , que decía Woody Allen¿? xDD!
Y me encantan los cementerios. He visitado algunos impresionantes en el guirilandia, realmente dignos de visita :D

Ale, descansa en paz, pero vivo, eh?



Un besito


Lala

kotinussa dijo...

Este verano estuve en Noruega y en cada pueblecito la iglesia tenía alrededor su pequeño cementerio. Daba gusto verlos: el césped verde brillante, los caminitos de piedra, y cada lápida tenía delante un pequeño arriate con una variedad distinta de flores. Nada de flores cortadas que se pudren tristemente en un jarrón. Preciosos arriates de todos los colores, impecables, cuidados. Me comentaron que hace ya muchos años sacaron los restos de todos esos cementerios, dejando sólo las lápidas y los macizos de flores, pero la gente los sigue cuidando.

Algunas veces, en alguna parada en la carretera, aproveché para estirar las piernas dando un paseo por ellos, curioseando algunas lápidas realmente antiguas, y hasta haciendo recuento de cuántas especies diferentes de flores se podían encontrar.

Girl From Lebanon dijo...

Si todos lo hubieramos vivido con esa naturalidad, no habría tanto miedo a algo que es natural...cuando iba al pueblo los veranos no nos dejaban acercarnos al cementerio...cuando crecimos, ibamos por las noches como el que hace algo prohibido...ahora incluso me gusta ir por la tranquilidad que se siente...y hay cementerios realmente preciosos...

Bss!!!

Simone B dijo...

Sabes qué haré el fin de semana de la semana que viene?..voy a hacer un tour guiado por el cementerio de Valencia para conocer la historia de las tumbas antiguas.
Lo vi en la tele y me llamó la atención, sobretodo porque a mi los cementerios sí me dan mucha impresión y creo que me vendrá perfecta la aventura.

Saludos!

Ayla dijo...

Qué curioso.
Con seis años nos mudamos de casa. Pasé de vivir al lado de la playa, con la visión del mar desde la ventana de mi dormitorio, a estar en un bajo con vistas al cementerio.
;(
La verdad es que no me gustaba nada, y durante una temporada larga súfrí de pesadillas en las que me veía dentro de un ataúd y no conseguía hacerme oír por mucho que gritase.
La muerte no es uno de mis temas favoritos, como puedes ver, aunque más que ella en sí, lo que temo es el dolor antes de...
Pero bueno, para gustos, colores... y con tu particular visión de las cosas como que es más fácil tratar las cosas, no?

lectora anónima dijo...

Pues yo lo tengo claro...
A mi alli que no me esperen...
Dono lo que valga y lo que no para la Facultad de medicina y allí que hagan lo que quieran conmigo.

Besos.

PD: Lo de los epitafios... son originales... pero totá... depende sólo de quien los lea ;-)

Marta dijo...

A mi me metes en un cementerio y termindo con un ataque de ansiedad, taquicardias, mareos.... en fin, para gustos colores.

Marta

Cleo dijo...

En mi época oscura yo y una megafriend nos dedicabamos a dar largos paseos por todos los camposantos que veíamos...yuyu nunca me ha dado pero un día que nos quedamos encerradas y tuvimos que saltar una supertapia para salir si que me dio un poquito de cosa (entre otras cosas porque tengo vértigo)...eso si en alemania son preciosos..parecen parques...por cierto FELICIDADES atrasadas...que con tanto lio no te he visitado...

Mil besos centollito

Uma dijo...

Yo no le tengo miedo a la muerte! a MI muerte... es la de los demás la que temo.
y es que es tan facil morirse...que hay que dar siempre gracias de vivo y que los de tu alrededor también lo estén.
besos...tetricos....

Pablete dijo...

Pisha majete, si pasa NINA por aquí, dile que no puedo entrar en su blog.....

Un abrazo bien fuerte....