lunes, 6 de octubre de 2008

¿Alguien ha traido betadine?

Yo puedo entender que hay crisis, que la gente lo esta pasando mal, pero obsesionarse por la comida que ponen gratis en ferias gastronómicas, inaguraciones de centros comerciales, saraos etc...no es bueno, por qué nos conduce a sacar nuestros instintos más primarios y ¡vaya instintos que tienen las señoras!...¿las señoras? pregunta el señor del fondo del anfiteatro mientras da un sorbo a su taza de té...¡pues sí señor! ¡las señoras!...esas personas de extraños peinados, extraños conjuntos florados, extraños colores de pelo y horrorosos abánicos ornamentales....

Hoy estuve en uno de estos sitios por pura casualidad y he sentido miedo, terror y verguenza por estas señoras, que se suponen que son de mi raza...Tenía un poco de hambre y yo no soy de esas personas que se meten en jaleos y menos por llenar la panza, pero decidí arriesgar e intentar comer algo por la patilla...así que armado de valor me puse cerca de la salida de camareros, que sacaban bandejas con algún que otro manjar...la gente estaba lejos y cuando salió la primera bandeja, note en centésimas de segundo como rugia esta especie de marabunta que la bandeja arrasaba ¡no queda nada! y ¡no he conseguido coger ni un mínimo trozo que llevarme la boca! ¡tendré más oportunidades! pensé....decidí alejarme con una segunda táctica y coger carrerilla y atrapar la bandeja y antes de dar el primer paso, se formó allí una barrera que supe en ese momento que no iba poder atravesar.....¡vamos al tercer intento! "me haré el tonto y atacaré por el flanco lateral, como el que no quiere la cosa"...¡hay viene la tercera bandeja! me pusieron un calzote ¡lo juró! ¡me pusieron un puto calzote! ¡la ví! ¡tenía una especie de roete, tacones rojos y tenía pocos dientes, cambiemos la táctica..."ahora ya solo queda mi fuerza, soy más alto, siete veces más fuerte que ellas y veloz y siempre estoy de buen humor, menos ahora, que estoy negro ¡se van a enterar!...sale la cuarta bandeja, avanzo y llego al objetivo, voy a coger mi porción, pero me doy cuenta, que hay que pinchar el trozo, con palillo, así que decido retirarme, para que no me insulten y voy a una mesa por un palillo....sale la quinta bandeja, avanzo nuevamente, dejo victimas en el camino, estoy delante de la bandeja, detecto el trozo de dado de mero, que pronto estará en mi boca, ataco con el palillo ¡hijas de puta! me pinchan la mano con dos palillos y entiendo ¡que es imposible! salgo de la trinchera con mi mano dolorida, cagandome en todo lo cagable y maldiciendo a todos los Santos del cielo...¡muertas de hambre! ¡ludopatas y bingueras! ¿no os da verguenza? ni se inmutan y me observan tranquilamente moviendo el bigote, mientras se comen mis daditos de mero....¡así os entre dolor de vientre y os quedéis vacias!...

Al final,conseguí comer ya que bajé a la cafetería a pedir mi comida a la carta, pero debo reconocer que comí pagando, me tuve que tragar mi orgullo y acabe vencido por estas señoras mayores, que no levantaban un palmo del suelo....ya lo decía mi madre "es que lo barato o gratis, siempre sale caro" no se si será verdad, pero yo tengo dos heridas en el dorso de mi mano y duelen ¡coño que si duelen! ¿alguien ha traido betadine?

2 comentarios:

Yopopolin dijo...

jajajaja, que bueno! y cuanta razon tienes... en esos saraos hay gente que parece que no ha comido nunca!! joder, algunas/os ancianas/os se las saben todas para luego ahorrarse el comer en casa... es que la experiencia es un grado... jeje

salu2

chialara dijo...

la gente ayuna con tal de comer algo en esas ferias gastronómicas. Las personas mayores van a la entrada como a la puerta del corte inglés el primer día de rebajas. Y aunque los canapes esten pasados, da igual si total...son gratis.

PD: Centollo al final quite las fotos, arriba el anonimato, gracias por el consejo